lunes, 26 de marzo de 2007

  Consejos para un buen discurso
Me han encatado estas diez recomendaciones (más una de regalo) que da Guy Kawasaki para hacer un buen discurso, y que he recogido del blogsalmon:


1.- Tener algo interesante para decir.
2.- No intentes vender algo.
3.- Entretener a la audiencia.
4.- Conocer quién es la audiencia.
5.- Vestir por encima de la audiencia.
6.- No denigrar a tu competencia, aunque se lo merezcan.
7.- Contar cuentos.
8.- Circular anteriormente con tu audiencia.
9.- Presentar hacia el principio del evento.
10.- Pide una sala pequeña.
11.- Practicar mucho.


En su blog Guy Kawasaki explica estos consejos, que a todos nos pueden venir bien en un momento determinado.

Etiquetas:


Comentarios:
estas recomendaciones también valen para ligar :-)
 
El que suscribe el comentario anterior es una inminencia en la materia de la que habla.
 
Magníficos consejos erg-morito.

Añadiría uno más de mi propia cosecha y que en ocasiones ayuda a que los oyentes que a punto están de subirse a tus barbas, vuelvan a lo más profundo de su silla:

INVENTARSE ALGÚN PALABRO

El otro día lo hice en una presentación ante un potencial cliente que me estaba molestando un poco de más, y terminé aludiendo al NRP, momento en el que el sujeto se volvió blanco para preguntarme (educadamente) qué coño era eso... en ese preciso instante perdió su hasta entonces posición dominante y me permitió darle una clasecita magistral... ¿nunca ha oído hablar del No Return Point?...

a callar se ha dicho... y al ataque otra vez
 
Buen tema, sí, señor.
Ya que más de un directivo debería aplicarse un baño de humildad con respecto a su dominio de la conversación. Es muy distinto saber del tema que explicarlo en público, la falta de fluidez lingüística está a la orden del día y se cometen contínuos disparates a la hora de exponer algo, dícese de los "o seas", "por consiguientings", "estoooooo", "ehhhhh", "tenemos que tener", etc.,etc.
En cierta ocasión, comiendo con un catalán (gili él), típico pseudoempresario (estoy incumpliendo la norma 6 de no denigrar, pero cumplo la 7) nos vino hablando que a él le decían que era un "entreprené" (de entrepreneurship, me parece, en cristiano, un emprendedor, gili, pero emprendedor), me atraganté y se me quitaron las ganas de comer. Esto es un ejemplo de cómo, la mala utilización del lenguaje en un momento dado puede dejar a una persona por los suelos. Personalmente, creo que los tecnicismos y las "teorías económicas" (por decir algo), pero sobre todo, las teorías de la organización, tipo, "la optimización del potencial humano en el liderazgo del equipo" (tu p... m..., que no sabes lo que dices, eso es lo que piensa la gente) quedan como una pendatería sin sentido.
Hace poco, en una entrevista de trabajo, me vinieron preguntando, igualito que en la universidad, cuáles eran las aptitudes del lider, en este caso, por educación me puse a caer en frases hechas y de libro, por no mandar a tomar viento fresco al entrevistador, si es que..., ¿de qué sirve saber cuáles son las condiciones si después cada uno es como es?
Podría seguir, pero todos conocéis ejemplos vivientes de estos casos.
Otra cosa, es utilizar estas pedanterías con un aspecto irónico o en los casos en que todos están de acuerdo en la utilización de este lenguaje (ejemplo, el punto muerto de un producto, el ciclo de vida, etc.)
 
Yo a partir de ahora voy hacer como Pedro, sacaré en mis presentaciones siglas tecnológicas indescifrables: seguro que nadie se atreve a preguntar. Por ejemplo: QTD-PC
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos