lunes, 5 de mayo de 2008

  El marketing online y el Chiki Chiki
Lo del Chiquilicuatre tenía su gracia. En este país invertebrado, en el que no nos ponemos de acuerdo en casi nada, de repente vino un elemento aglutinador, un nexo de unión entre Norte y Sur, Levante y Poniente, votantes del PP y del PSOE, sevillistas y béticos.

Todos nos unimos para al unisono aclamar como nuestro representante cultural en Europa a Rodolfo Chiquilicuatre.


Sociológicamente
las conclusiones son obvias: el elemento predominante y que caracteriza al ibérico (y por añadidura al ceutí, melillense, canario y balear) es la clara orientación al cachondeo.


Pero ahora el asunto se nos ha ido de las manos, y otra de las características españolas, como es la tendencia al exceso, a la desmesura, a la reiteración "ad infinitum", está encontrando en el Chiki Chiki su catalizador, que convierte el simpático aperitivo en una pesada digestión, que témome que termine derivando en una pesadilla lisérgica, en la que la imagen de Rodolfo se nos presente hasta en la sopa, aunque sea de sobre . Y todo esto viene a cuento por que estoy leyendo estos días que Top Madrid ha tenido que tomar medidas expresas para evitar que el Chiki Chiki aparezca en su publicidad, o que en la Scientific American aparece entre electrones y quantums la figura estilizada de Rodolfo.




Nosotros también hemos sufrido el ataque de los Rodolfos omnipresentes en nuestros blogs, pero nos lo tomamos mejor.

¿Os acordáis del "veintidó" del Duo Sacapuntas? "¡Perrea, perrea!".

Etiquetas:


Comentarios:
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos