jueves, 26 de junio de 2008

  Larga y dura
A pesar que la victoria futbolística española de esta noche no me invita a un post muy negativo, este ya estaba planificado esta tarde, antes de la hazaña de la selección, tras la lectura del resumen de prensa de la AHE.

Y es que hoy era una verdadera sucesión de esquelas mortuorias:


La verdad es que cuesta mantener la mirada positiva cuando se piensa un poco en que estas frías estadísticas de morosidad terminarán en embargos de las viviendas y en familias en la calle. Un dos por ciento significan muchas familias que pierden su hogar.

No siempre se es consciente de relacionar las cifras con la carne y el hueso. Beatriz Corredor, actual ministra de Vivienda afirmaba, según se recogen en los mismos resúmenes de prensa, que la construcción residencial “vive un ajuste intenso y severo”, aunque lo calificó de “deseado, necesario y previsible”. ¿Deseado? ¿Necesario? ¿Previsible? Bueno, eso será con el color del cristal con el que se ven las cosas con esos ojos con lentillas positivas.

No sé por qué puede ser deseada una crisis, que dejará cientos de miles de personas en paro. Que empobrecerá en general a las familias españolas

Tampoco se si es necesario enfriar una economía, reconocidamente recalentada, sumergiéndola en un océano polar. Nadie ha querido, durante muchos años, ni tan siquiera una darle una pisadita al freno de la espiral gaseosa que ha generado la burbuja que ya ha explotado (bueno... que ha pinchado y empieza a perder aire a base de bien). Ni tan siquiera cuando se han cargado nuestras costas, o han llenado nuestros más preciados destinos turísticos de "cañalla".
¡Ah! vale... que así bajarán los pisos y los jóvenes tendrán más fácil el acceso a una vivienda ... Bueno no se si pensarán lo mismo los bancos, a la hora de prestarles el dinero, con un paro en crecimiento, con unos tipos de interés de los de antes del euro, y con unos mercados financieros en los que no se mueve un duro.

Y si algo ya si que no me cuadra es lo de previsible. No ha sido previsible un terremoto que se detecta una hora antes de que mueva la tierra. Con ese margen ya no hay posibilidad de reacción. Pues algo parecido pasa con la economía. Prever esta crisis un mes antes no sirve... por que antes de marzo, nadie en su gobierno la percibía ..¿o sí, y nos engañaban cuales bobos?

Y lo peor no termina aquí, y es que parece que los últimos estudios, a esos que no se les debe hacer demasiado caso según Solbes, indican que esto además de duro puede ser largo, y que la crisis inmobiliaria puede durar cinco años.

Todo apunta a una vuelta de las vacaciones bastante dramática, con las viviendas en construcción que arrancaron antes de la desaceleración ya terminadas y con cientos de miles de personas que no encontrarán nuevas obras donde ser empleados, y una cuesta de enero, donde la crisis ya se haya extendido con fuerza al resto de sectores.

Etiquetas: , , ,


Comentarios:
Vaya morito, te has pasado al lado oscuro de los madmaxistas o de los "yalodeciaistas".

El ajuste va a ser duro no DURISIMO, DE COJONES vaya y como siempre se ceberá primero con los estratos bajos de la sociedad... no me cabe duda de que tendremos revueltas como las de los suburbios de París (bastará un "incidente" para que prenda la mecha de tanta desesperación).

Está por ver como llega la marea a las clases "medias" (ya no tan medias). A ver si se sostiene la cantinela de "mucha crisis pero los restaurantes llenos" ...

En cuanto a los precios de la vivienda tengo la duda de si bajarán de golpe un 30/40% o se tirará 20 o 25 años con subida CERO o incluso pequeñas y progresivas bajadas... tal como pasó en Japón...
 
morito, ya van dos post pesimo-criticistas, estás atravesando un cambio de ciclo hormonal?
 
Sólo soy un fotografo de lo que me odea.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos