viernes, 8 de agosto de 2008

  5 consejos básicos para evitar peligros de los niños en Internet
Me ha llamado la atención una estadística que he leído esta semana relativa a que según un estudio elaborado por Garlik en el Reino Unido, el 75% de los padres controla las actividades de sus hijos menores en redes sociales como Facebook, Bebo o MySpace.

Quizás hace unos meses no le habría prestado la más mínima atención. Pero de hace trece meses a hoy mi percepción ante estos temas ha cambiado sustancialmente en especial por la presencia en mi vida de dos preciosos pequeñajos. Otro hecho que me ha impulsado a escribir esto es que el estudio procede de Reino Unido. Quizás si hubiera venido de otra zona mi primera impresión hubiera sido que se tratara de una sociedad un poco intrusiva con los hijos y quizás algo histérica. Pero el hecho de que venga de Reino Unido, que es una sociedad que merece mis mayores respetos, me ha hecho pensar que en España estemos ignorando un peligro que para nuestros hijos que puede que exista.

Y digo "ignorando" por que tengo la certeza de que la mayor parte de las familias españolas que ponen a disposición de sus niños, con toda la buena intención del mundo, un ordenador y una conexión a Internet no tenga ni puñetera idea de lo que es Tuenti, ni realmente lo que es YouTube ni nada de todo esto, ni ejercen ningún tipo de control sobre estos posibles usos.

Bueno, pues a continuación recopilo algunos consejos básicos que a lo largo del tiempo he ido leyendo al respecto de este asunto y me pueden parecer, en mayor o menor medida recomendables.

1.- Consejo previo: Internet es como la vida real, donde hay muchas personas, negocios e información...buenas y malas. El primer consejo es dedicarle tiempo a esta experiencia "aunque virtual también vital" de tus hijos, compartir ratos de navegación, presentarle claramente cuales son los peligros y una vez comentados darles confianza, como se les da en la vida real.

2.- Consejo básico: Aplicar en cualquier momento en tu navegación el sentido común, igual que en la vida real. Pero como se dice que este es el menos común de los sentidos, y sobre todo en un adolescente..., pues sigamos con los otros consejos.

3.- La colocación del ordenador: lo recomendable es que el ordenador que vayan a usar niños esté en una zona "pública de la casa", como el cuarto de estar, o el salón. Esto nunca puede ser la única solución, pues no podemos convertirnos en policías de la navegación de nuestros hijos, como tampoco lo podemos ser en la vida real, y ser conscientes que, como cualquier medida policial, es fácilmente franqueable.

4.- Tras poner a disposición Internet a nuestros niños debiéramos comentarles que apliquen a este medio los mismo cuidados que deben prestar en la vida cotidiana: no hables con extraños, ni des tu información personal, ni fotos, ni en chats ni en redes sociales, y tener cuidado con lo que se cuenta, incluso con conocidos.

5.- Evitar pornografía: hay en el mercado filtros para evitar el acceso a este tipo de contenidos. Por ejemplo Naomi. Normalmente el navegador que se utilice tendrá herramientas para incrementar la seguridad (puedes ver un ejemplo de configuración con los navegadores Internet Explorer y Nestcape aquí), y "antivirus" como Kaspersky también disponen de opciones antiporno. No obstante, esto tiene un valor relativo. La pornografía puede venir por muchas vías, no solo por el acceso a una web calificada como tal. Así que lo que toca es enseñarles tabién sobre este tema... pero eso ya es otra historia.

Etiquetas: , ,


Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos