sábado, 23 de agosto de 2008

  5 consejos para evitar la depresion post-vacacional
Mañana terminan mis vacaciones... y me diagnostico ya hoy una tremenda depresión post-vacacional, mezclado eso sí con un poco de resaquilla etílica, que todo hay que decirlo cuando se tiene un blog de estos personales.

Aunque según comentan los médicos la depresión post-vacacional es un término algo incorrecto, pues dicen que se trata más bien de cabreillo pasajero que una depresión de verdad, sin embargo, lo llamemos como lo llamemos, mucho se charla por estas fechas sobre lo puteaillo que se está al finalizar las vacaciones y sobre los remedios para llevar lo mejor posible este mal trago.

Entre los consejos he podido encontrar me llaman la atención los que calificaría como
místicos-kármicos como este que recomienda : "Reducir la ansiedad mediante relajación, paseos, deporte, yoga, meditación, etc." o esta de "escriba un diario" (¿?). Otros que calificaría de dejadillos, pues si lo seguimos quizás podamos encontrarnos con problemas mayores, como "Aprovecha el parque para echarte una siesta", o este otro que aconseja :"avisar a la menor cantidad de personas posibles que te has reincorporado al trabajo".

Yo, aunque deprimido como el que más, prefiero tomarme estas cosas de forma algo menos seria. Así que os traigo los que más me han gustado, y alguno incluso de cosecha propia que intentaré aplicar a partir del lunes.


1.- Puede que el trabajo que tengas no te guste demasiado pero piensa también de forma realista tu situación sin él. En este regreso post-vacacional muchos se van a encontrar con la difícil situación de perder el empleo que tenían antes de las mismas , otros de no encontrar el que perdieron en los último meses y otros que lo perderán a lo largo del nuevo ejercicio
(las previsiones de desempleo del BBVA para el 2009 son de 14%), así que intenta ser consciente de que quizás un mal empleo es mejor que no tenerlo.

2.- "Deja de decirlo y hazlo". Septiembre será el inicio de los propósitos cumplidos. Haré ejercicio, me organizaré un tiempo para estudiar un poco, y aprovecharé mucho más los fines de semana, para difrutar de mi familia y amigos y para llevar a cabo nuevos proyectos.

3.- No te juntes con los "penas" en el trabajo. Si estás jodido lo que menos te puede ayudar es escuchar a personas criticonas, quejumbrosas, o
tóxicas. Estas más "facilón" a que estos te conduzcan a su lado oscuro en esta "cuesta de septiembre".

4.- A tomarse las cosas con un poco de más de relajación en este nuevo ejercicio, que no significa ni mucho menos ni dejación ni irresponsabilidad, si no más bien procurar no terminar siendo un "trabajoacdicto" o lo que se conoce en el mundo anglosajón como
workalholics.

5.- No leas artículos como este si todavía estas a una semana para el fin de tus vacaciones, y dedícate y otras cosas más propias de las mismas. Para leer esto ya tendrás tiempo de hacerlo a través del Internet del trabajo a tu regreso ;-)

Etiquetas: , , ,


Comentarios:
yo no quiero trabajar!!!

puse todas mis energías en el euromillones... pero con 16 euros no creo que me de para jubilarme

porca miseria!!!
 
Espero que con los ingresos de tus blogs puedas pronto retirarte de por vida.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos