miércoles, 3 de septiembre de 2008

  Decisiones financieras y emociones

Muchas veces hay que mezclar las decisiones y las emociones. ¡No podemos decidirlo todo de forma racional, sería un aburrimiento! Al comprarte unos pantalones, al adquirir un coche,...., hay que dejarle a la emoción que juegue su pequeño papel, es el jugo de la vida consumista.

Pero en el ámbito de las decisiones financieras mientras más separemos el corazoncillo de la mano que firma los papeles, mejor. Sin embargo a este
órgano le suele dar por meter baza en estas decisiones, de forma mucho más frecuente a las que podemos pensar. Os suenan estos casos:

1.- Comprando en Bolsa por instinto:
Recuerdo el caso de una señora que compró
Terras en los niveles de ciento y pico de euros. Quizás todos conozcamos algún caso similar y alguno demasiado cercano. Llevaba varios años trabajando en Marruecos como profesora. Odiaba vivir allí, pero este traslado le daba la posibilidad de alcanzar cierta capacidad de ahorro. Al sonido de los increíbles resultados que inundaban el parqué por aquellos días tomó la decisión de embarcar la mayor parte de sus ahorros en dicho valor. No conocía las reglas básicas de la inversión en bolsa, ningún fundamental de la acción, seguramente ni conocía el negocio al que se dedicaba la empresa. No obstante tomó la decisión financiera, si es que se le puede llamar así, con la esperanza de pegar un pelotazo que le ayudara a mejorar su situación personal. El resto de la historia ya la conocemos todos... terminó vendiendo a los niveles de los 10 euros.

Aquí traería a colación alguno de los
consejos para invertir con éxito, del hombre más rico del mundo, el Sr. Buffet:
De no actuar en bolsa con estos mínimos cuidado tenderemos a convertirnos en un campesinos cazadores de monos.

2.- Haciéndome cliente de la oficina bancaria donde trabaja mi primo:

Quizás esa entidad no te resulte cómoda ni ofrezca los mejores servicios. Pero como tu primo trabaja allí, pues nada a ayudarle, que ha llamado tu tía. Esta ayuda es casi siempre muy
"cortoplacista". En pocos años lo habrán trasladado a otra sucursal y tú tendrás tus cuentas deslocalizadas, mal remuneradas y tu primo a unos clientes con línea directa 24 horas al día, casi los peores que se pueden tener.

3.- Comprando dominios compulsivamente:
Te metes en
Acens, empiezas a ver dominios libre y .... anda muchosexobueno.com está libre. La leche,..., y nadie se ha dado cuenta.... Voy corriendo a por la tarjeta para comprarlo no me lo vayan a quitar... y joder, muchosexomalo también está libre.... y muchosexomediocre.... Mañana me apunto para ver si también lo está muchosexolibre.

4.- Contratar una hipoteca a tipo variable, pensando que en el futuro los tipos no subirán:
Este ha sido un error recurrente de los españoles en el primer quinquenio del milenio. ... Con los buenas ofertas a tipo fijo que había cuando al Euribor le gustaban los niveles del dos por ciento. De este ya hemos aprendido casi todos, pero nos ha dejado con pocas posibilidades de repetir la decisión. De algunas de estas decisiones irracionales he sido protagonista en primera persona, otras me llegan un poco más de pasada.

¿Y tú? ¿Te "esquivocastes" también?

Etiquetas: , , ,


Comentarios:
Hola amigo: quería invitarte que visites el blog que estoy realizando con mis alumnos de segundo año de la secundaria sobre LA DISCRIMINACIÓN.
http://nodiscrimine.blogspot.com
Tema arduo e interesante.
Seguro será de tu agrado.
Te invitamos que leas lo que gustes de él y hagas una opinión sobre el mismo.
Tu aporte será valioso.
En el blog encontrarás un traductor de la página en varias lenguas si lo necesitas.
Un abrazo desde la Argentina.
 
Decisiones y emociones van de la mano, como bien dices, pero no creo que sólo para que no nos aburramos.

Parece que la cosa es más profunda, al menos es lo que explican algunos científicos: «Redes 4: La intuición no es irracional»
 
Jose M, como otras veces, aportando apuntes interesantes.

Gracias de nuevo.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos