sábado, 31 de enero de 2009

  A ver si me reconcilio con Meliá
Hace unos meses tuve una mala experiencia con el grupo Meliá, que recogí en mi entrada, Respetar el tiempo de los demás - Queja a Meliá.

Esto no significa no sea capaz de volver a reconocer logros y bondades de esta empresa.

Ayer, viajando en el coche, escuché en el programa de Onda Cero, Gente Viajera, una entrevista con uno de los responsables de Meliá (no se exactamente cual). Me gustaron mucho sus palabras justo al final de la entrevista. Comentaba como el grupo estaba centrando ahora sus apuestas inversoras en España, con atención en especial a los proyectos de Lujo (ME Barcelona, o la reforma del Hotel Colón en Sevilla). Apoyaba la iniciativa del Ministro Sebastián de fomentar el consumo nacional. Y hacía una llamada de atención a las grandes empresas españolas respecto a la responsabilidad de conservación del empleo, en estos momentos complicados, apelando al drama humano que hay detrás de un despido.

Me reconforta que responsables de grandes empresas españolas piensen de esta forma, con una visión que va algo más allá de la pura cuenta de resultados del año.

Sin que sirva de precedentes estoy con Sebastián en que es momento de mirar las etiquetas de origen de los productos, de procurar orientar nuestro gasto y nuestro dinero en España.

Y comparto con este señor de Meliá, que en los momentos actuales, no creo que haya mayor responsabilidad de las grandes y poderosas empresas españolas, que las hay bastantes, que volcarse en nuestro país, sin descuidar sus cuentas de resultados, claro está.

Y también creo que no es momento de despidos, si no de todo lo contrario, de generar empleo, y compensar en la medida de lo posible las salidas de otros sectores.


Creo que España está
jodida, pero que no somos los que estamos peor. Tenemos un sector con gran peso que ha vivido una burbuja que ha explotado. También explotaron las tecnológicas en EEUU a principios de la década y se remontó en un par de años. A pesar de las dificultades que nos va a generar este pinchazo inmobiliario, otros sectores cruciales como el financiero, parecen gozar de bastante salud. Si fuera presidente de gobierno (voy a planteármelo para las siguientes elecciones), preferiría mucho más un sector de la construcción fastidiado, que un sector financiero en los estados comatosos que estamos viendo en mucho países vecinos.

Si dejamos de perder el tiempo mirándonos nuestra herida y cogemos el pico y la pala (para construir otra cosa que no sea viviendas ¿eh?), creo que podemos salir de esta más fuertes aún de lo que estábamos.


Nada, que si al final terminan de pagarme el fin de semana ese que me prometieron, igual me termino de reconciliar con Meliá y todo.

Etiquetas: , , ,


Comentarios:
"Si dejamos de perder el tiempo mirándonos nuestra herida y cogemos el pico y la pala (para construir otra cosa que no sea viviendas ¿eh?), creo que podemos salir de esta más fuertes aún de lo que estábamos."

Muy bien, muy bonito pero... ¿que hacemos? todavía nadie me ha sabido explicar que vamos a hacer para salir de esta...
 
Monta un negocio. Crea riqueza. O hazte otra piscina, a ver si se reactiva de nuevo el sector de la construcción.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos