sábado, 10 de abril de 2010

  4 peligros del Business Intelligence

Es obvio que para tomar decisiones importantes en un negocio se debe con contar con la información necesaria, y en numerosas ocasiones las personas que deben tomar estas decisiones no son ni tienen que ser las más capacitadas para desarollar estos análisis. Ahí entra el business inteligence, como un servicio específico enfocado en un potente tratamiento de datos con el objetivo de poner sobre la mesa la información y los estudios necesarios para la toma de decisiones y estrategias, mediante un análisis de las variables que pueden afectar al negocio.

Todo esto está muy bien, y podéis leer definiciones mucho más desarrolladas de esta consultoría mediante una búsqueda en Google.
Sin la más mínima intención de quitar valor a este tipo de estudio, voy a exponer como usuario y no como experto algunas de las consideraciones que creo que hay que cuidar para que el business inteligence no se vuelva en tu contra y te pegue en los mismos morretes:
  1. La parálisis por el análisis: los requerimientos de estudios o de información llevan en numerosas ocasiones a que se retrasen e incluso mueran proyectos esperando el análisis adecuado. Cuando se afrontan estos estudios hay que marcarse correctamente plazos y objetivos, para no despistarnos por el camino.
  2. Un estudio puede ser oro en manos de la persona adecuada y gasolina en mano de otra: es tan riesgoso tomar decisiones importantes para nuestro negocio sin haber estudiado previamente y adecuadamente todas sus implicaciones, como asustarse a la primer de cambio y abandonarlo todo por alguno de los aspectos negativos que seguramente el estudio revele. Si tenemos claro que hay que realizar nuevos proyectos un buen análisis previo debe ser una base de trabajo, pero a la vez evitar que sea no una tumba donde caigan enterradas las iniciativas.
  3. Peligros de la externalización del business intelligence: ¿Externalizarías la inteligencia y el conocimiento de tu empresa, de tus clientes y de tu negocio? Tiene que haber business intelligenece en la empresa, te diría que incluso que en cada el departamento o área de negocio. El estudio debe servir para contrastar, pero no para suplir la experiencia y el conocimiento en el negocio. Lo expone muy bien Javier Poveda, recogiendo una cita de George Steiner “Nunca como ahora ha habido más información y menos conocimiento”. Si esperas que un estudio de una empresa externa supla la falta de propuestas o de creatividad de tus ejecutivos quizás debieras pensar en ir cambiando a los mismos o quizás a ti por no saber motivar el ambiente necesario. Otra cosa es que externalices un estudio o compres un servicio para optimizar el tratamiento de la información, pero creo que algo tan importante debe estar bien controlada por la organización.
  4. "Sólo creo en las estadísticas que yo mismo he manipulado". Algo así pensaba Churchill. En ningún caso creo que haya que sacralizar un estudio, por muy bien que esté hecho. ¿de quién viene?¿quién lo a coordinado? ¿que finalidad tiene?. Siempre viene bien un poco de ojo crítico ante un estudio o una estadística, antes de dejarnos impresionar, y contar con un equipo con criterio y preparado que aporte perspectiva y en definitiva que sepa encajar un despliegue de información de este tipo.

Etiquetas: , ,


Comentarios:
y la conclusión Morito?!?!?!?! que nos has dejado con la miel en los labios!!!
 
Quería cerrar como las buenas películas, con un final inquitante...
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Fernando la conclusión es clara, no te la digo por que me da verguenza decirla...
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos