domingo, 25 de abril de 2010

  Mi vida en 2.030
Hipotesis 1: He muerto. Contando que en ese momento tendría 57 años, en el periodo que va desde hoy hasta ese año tengo una probabilidad, según datos de 2008 del INE, nada desdeñable de un 7,2% de morir. Quizás de los escenarios finales imaginalbles para este futuro este sea el que más probabilidades suma. En este lúgubre contexto poco puedo contar sobre mi posible vida más que mis cenizas reposan tranquilamente en un cementerio de malamuerte, y que todo el resto de proyectos que durante años tras años acumulaba para estos días se desvanecieron. Vamos por lo tanto a otra hipótesis, que aunque seguramente es más improbable que esta, pues la supervivencia en 20 años puede ir dibujando caminos tan bifurcados, e inesperados que imaginarlos sea seguramente un ejercicio absurdo, vamos a abordarla desde el punto de vista de lo "deseado".

Hipotesis 2ª o de supervivencia deseada. (mi foto a la derecha en 2030). Mi mujer y yo estamos llegando al final de las vidas laborales. A pesar de que el Gobierno ha ido atrasando de forma progresiva el momento de las jubilaciones, mi empresa prosigue con políticas de prejubiliaciones, y a los 60 años estamos casi todos ya en casita. Consciente de la dura realidad estadística que me trajo este post en el 2010, conseguí reconducir y reorganizar poco a poco mi vida, y quedaron atrás esas jornadas laborales de 14 horas que realizaba en el 2010, y reparto mejor mi tiempo entre el trabajo en la empresa con una rica vida familiar, así como con algún pequeño proyecto de negocio que comparto con buenos amigos. Los objetivos que mi amiga Lorena nos pedía para cada año también ayudaron a la reorganización pues al final del 2.010 fui consciente de que forma recurrente no conseguía cumplir ni los más básicos.

Mis hijos ya tienen casi 23 años y están terminando sus estudios en una universidad en el extranjero. Uno está en China y otro en India, que son grandes potencias económicas, aunque aún no han conseguido superar a
EEUU en muchas magnitudes, en otras ya están muy por delante de ellos, como en PIB. Parece que los problemas políticos que nos ha dado China en estos últimos años están casi superados y el mundo globlamente ha progresado hacia un modelo cultural más homogeneo, asimilando occidente más aspectos de la cultura oriental. Bueno, da gusto ver a Alvarito y Celia, dos niños que con 2 años y medio ya eran unos encantos y que han crecido conservando ese mismo espíritu tan noble y alegre de su infancia. Al parecer se lo están pasando bomba este año, tanto que alguno está pensando seguir el año que viene fuera. A ver si no le da por perderse mucho tiempo por el mundo.

Nuestro amigo Alvaro está esperando ya nuestra prejubiliación para que compartamos unas largas temporadas en Roche, aunque le he advertido que el invierno no lo pasaremos por allí. Los meses más fríos los repartiré entre Madrid, con mis hijos y Sevilla, con nuestras familias. Eso sí, ya tengo en el puerto de Conil un barquito esperando para ese momento de mi jubilición, en el que voy a pasarme una buenas mañanas con unas cervecitas, algunas cañas de pescar, algunas gambitas y algunos buenos amigos. Mi padre también me acompañará alguna mañana, ya está en los 80´s, pero no sabéis lo bien que están los mayores ahora a estas edades, con los complejos de antienvejecimiento que inventaron las farmaceúticas en la década del 2010-2020. Y mi madre seguro que nos tiene preparado un buen gazpachito esperandonos a la llegada. La verdad es que la vida sin grandes aventuras, y también sin grandes sobresaltos, no nos ha ido mal. La verdad es que lo más importante es que he podido recorrela con extraordinarias personas a mi alrededor. Bueno, saco la nave espacial del garaje y me voy con Macarena a tomarnos una tapita de concentrado de alga con salsa de medusa a la pimienta marciana, a la base del satétite 30 que está aquí arriba, a 1.000 km sobre la Torre del Oro. Hasta luego Lucas, que diría aquel gran poeta de la generación de los 90.

Etiquetas: ,


Comentarios:
En Roche os estaré esperando Morito.

Re al invierno, re-lease mi post, es probable que yo lo pase en Australia o similar... pero vamos, algunos inviernos caerán en Roche, que también tiene su encanto ;)

Muy buen post.
 
Me ha encantado lo de tus hijos en las universidades de China e India... qué monstruos iban a ser..
 
No se morito, esperaba un analisis mas serio de lo que nos depara el 2030 no esta vision futurista con menos fundamento que las teorias paskianas. Me ha gustado la foto, tiene un aire a ti.
Y ya todo el mundo da por sentado que en 2030 wilson estara afincado en roche rascandose la barriga!
 
Fumming: ftorimo@gmail.com

Hi, Morito.es

Good day and good jobs!!

See you!!
 
Este FM si que dice cosas interesantes y no como el resto que sois unos tristes.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos