jueves, 13 de mayo de 2010

  Canciones sobre un día perfecto

¿Cómo sería tu día perfecto? Quizás proponga este tema, si sobrevivo para entonces, en el reto Blogger. Ya veremos...

Para mi un día perfecto tiene que tener una buena banda sonora de fondo, con alguna canción recién descubierta y que le de ese toque de magia que solo la música puede dar. Quizás en otro post proponga una banda sonora para ese día perfecto, pero ahora voy ha tratar otro tema, que son las canciones que hablan de ese día perfecto.

Y es que este tema ha generado grandes momentos de inspiración, en muchos casos seguramente como una aspiración desde una situación o vivencia totalmente adversa y contraria precisamente a ese día perfecto.

El por ejemplo lo que se cuenta del gran tema que Lou Reed publicó en 1972 en una de sus grandes discos como es Transformer.

Según la leyenda la canción tiene un doble lectura: una respecto a su relación con Bettye Kronstadt, que sería su futura esposa, y otra en relación a su adicción a la heroína.

Menos transcendental, más divertida y nacional es este Un Buen Día de los Planetas.

En deferencia a un pariente de uno mis contrincantes retobloggeros, y por ser consecuente con mi adolescencia, tengo que acordarme también del Voy a Pasármelo bien. Un día perfecto sin muchas más consideraciones.

Quizás el día feliz más utópico sea el del famoso Imagine, de John Lennon. A pesar de lo manoseada que está la canción, es tan perfecta que no se desgasta nunca:

Volviendo a España, el gran Serrat nos daba todos los consejos del mundo para que no se nos escape el día perfecto:


Ni John Lennon ni Serrat debían haber escuchado a estas apoteósicas Vainica Doble, si no se habrían dejado tantas pajas mentales. Toda la filosofía de un día perfecto está en esta canción: un buen higo chumbo y que no te den mucho culete. NO DEJÉIS DE ESCUCHARLA. EN TRES PALABRAS: A POTE OSICA

Me quedo sin duda, con esta última versión de un gran día, con un pelito más de sofisticación: un higo chumbo, los míos, una cañita bien fresquita, y si pueden venir lo salmonetes ya está todo.

Etiquetas: , , ,


Comentarios:
Olé, olé y oléeeee

Un higo chumbo y una aceituna... eso sí que es sabiduría y no el Dalai Lama!

Anyway, yo me quedo con Serrat...
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos