domingo, 27 de junio de 2010

  Dejar las cosas a medias
Estaba esta tarde intentando ver Novia a la Fuga a la vez que intentando escribir el post semanal cuando me ha vencido el sueño... y he pegado una cabezadilla, para ser honrado de hora y media, por lo que no se si es cabezadilla, siesta "a secas", o siestorro de pijama y orinal.

Se ve que mi subsconciente por un lado no estaba muy conforme con que en vez de cumplir con mis obligaciones retoblogueras estuviera "estroncao", y por otro lado ha tomado un poco el argumento de la peli que veía (en el que Julia Roberts no termina nunca de casarse) y ha hecho un gazpacho, y entre imágenes oníricas me ha traído un tema para el post de hoy, "Las Cosas a Medias". Al despertarme de la siesta y tras limpiarme un poco las babas, he vuelto a coger decididamente el ordenador para cumplir con el post de mis sueños, y escribir sobre ese tema que entre luces centelleantes se me presentaba una y otra vez, dejando de lado el tema que previamente estaba barajando, con la certeza de que todas estas visiones deben tener algún sentido transcendental. Como veis, todos los ingredientes para escribir un post lisérgico a la vez que infumable.




Hay dos perspectivas desde las que podría tratar este tema con "expertise" y exhaustividad: desde el ámbito sexual y desde el ámbito de la productividad....Me decantaré por la segunda.

Desde hace unos meses intento mejorar mi productividad en general. Aunque no soy de los de mucho manual de autoayuda, comencé a seguir dos excelentes blogs especializados en productividad (y muy conocidos): El Canasto y ThinkWasabi. Me engaché al verme reconocido en esta excelente historia de proscrastinación, que traje ya una vez a este blog y que circula bastante por Internet:

He decidido regar las plantas del jardín. Mientras abro la manguera veo a mi coche que está muy sucio.

Ando hacia mi coche, pasando la puerta principal de casa y noto que hay correo nuevo en el buzón. Decido primero leer el correo antes de lavar el coche.

Pongo la llave del coche encima de la mesa, tiro la publicidad en la papelera debajo de la mesa y veo que está completamente llena.

Luego decido de poner el correo otra vez encima de la mesa para primero vaciar la papelera.

Pero, entonces me pensaba que si los contenedores de basura están cerca del buzón de correo, puede aprovechar el viaje para enviar los pagos de las facturas.

Voy hacia mi mesa en el despacho, donde encuentro la lata de Coca Cola que he dejado allí.

La lata se está calentando, y tengo que llevarla a la nevera para mantenerla fresca.

Mientras bajo hacia la cocina para guardar la lata de cola, veo un jarrón de flores que necesitan agua.

Dejo la cola en la mesa del pasillo y allí veo las gafas que he estado buscando toda la mañana.

Decido que debo guardarlas en el cajón de la mesa, pero primero voy a regar las flores.

Dejo las gafas otra vez encima de la mesa, voy a la cocina para llenar un recipiente con agua y veo el control remoto de la televisión. Alguien lo ha dejado en la mesa de cocina.

Seguramente no me recordaré donde esta el control remoto si voy a mirar la tele este noche, y por tanto decido llevarlo a la salón, pero primero voy a regar los flores.

Al regar las flores derrame un poco de agua al suelo.

Dejo el control remoto en la mesa y voy a buscar una toalla para limpiar el suelo.

Luego vuelvo al pasillo e intento recordarme que estaba haciendo.

Al final del día:

  • No he regado las plantes del jardín
  • No he limpiado el coche
  • No he vaciado la papelera
  • No he pagado las facturas
  • Tengo una lata de cola calienta en el pasillo
  • Las flores no tienen suficiente agua
  • No sé dónde está el control remoto
  • No puedo encontrar mis gafas
  • Y no recuerdo dónde he dejado la llave del coche

Y no sé por qué no he hecho nada, y sé que he estado muy ocupado durante el día porque estoy muy cansado.


El comenzar muchas cosas a la vez se había convertido en una forma de trabajar para mi. Me sentía cómoda con ella, y me aburría cuando estaba dedicado de forma muy centrada a un proyecto, y enseguida buscaba nuevos proyectos. También llegó todo el mundo de Internet y los blogs y eso si que fue la pera.

Como leía no hace mucho en el Twitter de Fernando Polo, "Casi todos mis posts son producto de la procrastinación. No hay como tener algo que hacer, para retrasarlo y ponerse a escribir".

Creo que Internet es con diferencia la mejor vía de estar al día y de estar en condiciones de innovar (puede ser una grandísima fuente de inspiración), pero si no te organizas un poco se puede convertir en una fuente de distracción y de improductividad.

No he llegado totalmente al nivel de productividad que deseo pero si que he mejorado en algunos aspectos. Os comento:

- Desde hace unos meses trabajo siempre con una aplicación para la gestión de tareas que evite que me deje cosas importantes por el camino. Utilizo 2Do para el Iphone. Me bajé la versión gratuita y, como me gustaba bastante, luego me bajé también la de pago. No merece la pena esta última, al menos en mi nivel de utilización.

- Intento no estar continuamente pendiente del correo, si no chequearlo un par de veces al día. Aún este aspecto no lo tengo controlado del todo. ¿Llegará un momento en el que tenga cojones de desconectar el Outlook salvo un par de accesos diarios?.

- Para apuntar ideas y anotaciones utilizo el blog de notas del Iphone. También tengo Evernote. Aquí tengo que terminar con hacerme con esta aplicación, de la que en todos lados hablan maravillas. En especial en Think Wasabi tienen una categoría dedicada a esta aplicación llamada los 101 usos de Evenote. Ya llevan 13. Aún utilizo en las reuniones un blog de papel, pero aquí el siguiente paso es utilizar una única herramienta.

- Estar al día: sin ser tan radical como Fernando Plaza, he seleccionado bastante más lo que leo. Aún mantengo el Reader, al que le dedico una lectura diaria, y Twitter, al que le echo un vistazo cade vez que tengo algún huequecillo. La lectura de post ha dejado de llevarme a más de dos horas diarias a algo menos de una, pero de temas más concretos y seleccionados. En este sentido cada vez veo más interesantes los Grupos de Linkedin, donde puedo encontrar más fácilmente información especializada sobre los asuntos que me interesan. Una tremenda deficiencia es que la aplicación de Iphone de Linkedin no incopora alguna opción específica para estos Grupos.

Me queda bastante por mejorar, pero creo que he dado los primeros pasos para conseguir optimizar mi tiempo.

Siguientes retos:

- Ladrones de tiempo: es mi siguiente reto. En mi centro de trabajo la concentración es complicadísima y las interrupciones son constantes, y las pequeñas tareas que "saltan" todos los días me comen el tiempo. Más de una vez me he visto tentado a colocarme los cascos y ponerme RNE-Clásica, pero creo que es una actitud un poco autista.

- Descanso: duermo bastante poco y noto cada vez más como esto afecta mi productividad. Tengo que incidir más en deporte y descanso.

- Herramientas: Por ejemplo, es increible el incremento de productividad que consigues cuando aprendes tres o cuatro funciones de Excel. Hay que dedicar el tiempo necesario a aprender. Esto lo tengo bastante descuidado.

Bueno, y vosotros, ¿cuales son vuestros trucos para no dejar las cosas a medias?

Etiquetas: , ,


Comentarios:
Muy bueno. Lo voy a imprimir y colgar en algún lado.

Yo leía el Wasabi hasta que me pareció poco productivo leer sobre productividad (bueno, y que para mí se repite un poco).

Yo he conseguido cerrar el Gmail y abrirlo sólo cuando yo quiero y lo recomiendo.

Ah, y Excel es Dios.
 
Si, yo también espero en unos meses poder dejar de leer estos dos blogs de productividad. Pero aún necesito mi ración diaria para terminar de concienciarme de la necesidad de una sistematica en este sentido.
 
me ha gustado mucho Morito

quitar las ventanas emergentes de los Notifiers (Outlook te notifica de cada correo recibido) es un gran avance en la eliminación de distracciones y te ayudará a no consultar tan a menudo el correo.

(probablemente pienses que nececistas saber al momento si te ha entrado un correo con un fuego... pero la verdad es que no lo necesitas)
 
Gran post morito, sobre todo con los antecedentes que te plantabas frente al ordenador...
 
por cierto que del tema del correo hace no mucho recibí una respuesta automática de un pive americano que decía que leía el correo dos veces al día, a tal y tal hora y que si no me respondía antes no me extrañase.. que si era urgente, que le llamase al móvil... a algunos les parecerá ofensivo, a mí simplemente me pareció soberbio!!
 
Gracias Fernando P., lo voy a implementar.

En la misma línea Fernado S. voy a intentar reducir mis accesos al correo a 3 veces al día.
 
Yo lo que necesito es un año sabático... para ponerme en orden
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos