sábado, 19 de junio de 2010

  Pienso luego deseo
Hoy en el Reto Blogger nos toca tratar un tema que parece de cuando nos pedían redacciones en el cole: "¿Qué cosa me gustaría tener", un objeto concreto de mi máximo deseo.

Son muy curiosas las teorías que dicen que la mayor felicidad se obtiene en lo momentos previos a conseguir algo muy deseado, una vez que ya lo tienes no se vuelve a alcanzar los niveles de satisfacción previos. Suelen poner como ejemplo un perro, que salta de alegría cuando le enseñas el plato de comida. Una vez se pone a comer, su estado de excitación disminuye. También es cierto que pocas cosas son tan frustrantes como perseguir sueños y no alcanzarlos: retírale a perro el plato justo antes de que comience a comer...



En este sentido, tengo mis pequeños caprichos atendidos (el último muy recientemente) y evito anhelar, o al menos obcecarme, con cosas que estén muy alejadas de mi alcance, y seguir las pautas de esa gran enseñanza que dice que no es más rico el que más tiene si no el que menos necesita. La mayoría de los que alguna vez hemos viajado a un país del tercer o segundo mundo (en mi caso Costa Rica) podemos ratificar que esto es totalmente cierto.

Pero vayamos al tema propuesto y volviendo a los ejercicios de redacción. Recuerdo en el colegio, una vez en la que el profesor de Lengua y Literatura nos propuso un tema algo parecido al que el Sr. Pablo Moya nos trae hoy: ¿Qué objeto te llevarías de casa en caso de que sucediera un incendio?.

Y recuerdo que todos los entonces teenagers, contestamos cosas del tipo: "mi cajita de recuerdos", "mi colección de cromos" "mi perrito de peluche";...., etc. El profesor sin embargo, no dio la mejor nota a ninguno de los habituales empollones, si no a uno de los "problemáticos". Sergio en su escueta redacción, con tachones, y una letra indescifrable, afirmaba que del destructor incendio lo que salvaría sería el seguro de hogar de su vivienda.

Si siguiera la lógica escuela de racionalidad de mi antiguo amigo Sergio mi objeto del deseo debiera ser este Picasso titulado 'Desnudo, hojas verdes y busto', y que el artista pintó en un solo día en marzo de 1932. El cuadro tiene su historia. Forma parte de una serie de retratos sobre la amante y musa de Picasso, Marie-Thérèse Walter. Esta joven suiza, era monitora en deportes en un campamento de niños, y menor de edad, cuando conquistó a Picasso, mientras que el pintor había sobrepasado el medio siglo. "Para encontrarse Picasso debía ir de noche al campamento para encontrarse furtivamente en la tienda de campaña en la que ella vivía".

Marie
Thérèse, "devolvió la paz corazón del pintor" y por ella Picasso cambió su pintura: "abandonó el cubismo y el surrealismo, para mostrar formas más sensuales, tiernas, eróticas, redondeadas y suaves".


Pero a mi todo esto me importa relativamente. Con el mismo sentido práctico de Sergio Ruiz en su rescate del seguro de hogar de las llamas, este cuadro no reposaría ni un día en la pared de mi casa (soy bastante perezoso ante la Black & Decker). El interés y mi deseo por este cuadro radica en que como conoceréis se subastó en Nueva York recientemente y se adjudicó al módico precio de 81 MM de euretes. Si yo tuviera este cuadro, lo observaría durante 5 minutos, recordaría su historía y su arte, y tras ello lo vendería ipso-facto. Y con el dinero de la venta tendría la vida bastante bien resuelta, y podría dejarme de preocupar de banalidades, como son la carrera profesional, o el pago de la cuota del préstamo, y además podría comprar ese montón de dispersos insignificantes objetos que anhelo, como pueden ser un ipad, este sencillo vehículo, o este agradable ático en Sevilla. Con un solo lienzo, todos mis imiginables humildes objetos del deseo, cumplidos.

En cualquier caso, hoy por hoy me considero bien servido respecto a mis deseos. Como mi compañero retobloggero F. Summers, querría cambiar mi apartamento, en mi caso por un piso agradable de tamaño (+120 m2) en una urbanización con ciertos servicios, un poco de jardín para los niños, piscina, paddel, etc) si es posible sin salir de la M-40 y relativamente bien comunicada. Si pudiera ser sin hipoteca (que ya tengo bastante de hipoteca todos los días), ya sería la leche. Es decir, el sueño de cualquier madrileño, ciudadano medio, que tenga la suerte de seguir hoy trabajando. (Y ahora va un cierre al estilo F. Plaza, o Wilson)... Pero por lo demás, creo que el mayor de mis posibles deseos ya se cumplió en el verano de 1996,...

Etiquetas: , ,


Comentarios:
que discriminación en eso de los links a los retobloggeros oiga.. ;) y lo del cuadro, buena excusa para desear lo que todos, $$$$$ ;)
 
A usted no hace falta linkarlos señor Summers, todo el mundo conoce sus canciones: ¡Veneeeeezia, Veneeeeezia!
 
Ya te he linkado con tu web esa... ¿...cómo era..?, tupornonosequé,...
 
Eah! ahora a la lista negra de Google por poner palabrotas....
 
Sr. Morito, es usted un cachondo...

Desconocía el cuadro en cuestión y por un momento he pensado que había alguna oscura historia familiar que le relacionaba con dicho cuadro y que nos iba a desvelar...
 
Quizás desvele esa relación con el cuadro de Picasso en otro post. Para ello debe votarme positivamente, no vaya a ser que me echen.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos