domingo, 11 de julio de 2010

  Hablando de fútbol
"El culto hispánico religioso ha cedido paso a una nueva fe, en la que los sacerdotes emergen desde una cavidad subterránea y ofician con el pie". José Luis Sampedro (Vía Wikiquote)

Llevamos unos días en los que nuestro ánimo y a nuestra salud le hemos metido un analgésico, o más bien un chute de opiaceos, hemos olvidado todos los males que nos rodean y flotamos en busca del dragón. La religión ya no es la droga, lo es el deporte rey. Mañana se resuelve todo. El lunes, pase lo que pase, nos levantaremos con resaca.

Siempre me ha gustado el futbol. Me gustaba jugar desde muy pequeño. Mi colegio no tenía instalaciones deportivas, era un antiguo palacio reutilizado, y jugábamos en los recreos haciendo de las columnas postes de porterías. No nos dejaban jugar con balones y jugábamos con pelotas pequeñas de plástico. En un mismo patio de se jugaban a la vez tres o cuatro partidos, los jugadores y las pelotas se mezclaban... Con ocho o nueve años comencé a jugar con los compañeros del colegio los fines de semana ya en campos más o menos reglamentarios. Era el momento más grande. El partido me quitaba el sueño la noche antes, primero por echar un rato con los amigos del colegio y por otra parte por la emoción del partido. Tengo muchísmos recuerdos sobre los partidos en la infancia (el el colegio, con mis primos, en el barrio, etc), sin duda por que suponían muchísimo para mi.

Respecto a la afición por verlo, la fui adquiriendo a través de las colecciones de la Liga y sobre todo con el Mundial del 82. Quizás ha sido el momento en el que más he sabido de este deporte. Me encantaban los minutos finales de Futbol en Acción, la serie de dibujos animados que protagonizaba esa mascota tan "encantadora" como era el Naranjito y que fue estandarte de un mundial, con aún muy poco de "diseño" y de glamour. Estos episodios finalizaban con breves reportajes de los grandes momentos de los mundiales. Me sabía de memoria la mayoría de los jugadores de las selecciones que participaban en ese mundial (creo recordar que coleccioné un álbum del mundial).


Aunque las pocas alegrías que nos daba mi equipo (el Sevilla FC) y la selección, poco a poco perdí la afición por verlo. Respecto a jugarlo también lo fui perdiendo poco a poco, hasta el 94. Ese año estuve estudiando en Francia, en Normadía. Allí jugar al fútbol, en un perfecto césped, es tan fácil como bajar de la habituación de la residencia universitaria a la calle, con una botas de tacos. En cualquier sitio dispones de césped verde en perfectas condiciones. Me apunté a un campeonato del campus en las que nuestro modesto equipo de Erasmus, se veía las caras con las selecciones de las otras grandes comunidades estudiantiles del Campus (cameruneses, argelinos, marroquíes, etc). Ese año, también me reenganché al seguir el fútbol sobre todo a partir de esa increíble final de Recopa del Zaragoza:

He seguido practicando y siguiendo el fútbol de forma más o menos intermitente. Jugando lo hago semanalmente, con los compañeros de trabajo, en un pique interdepartamental que ya lleva tres años de historia, ahora en el entorno espectacular el polideportivo que esta justo debajo las Cuatro Torres de la capital madrileña.

Siguiéndolo, más bien por rachas. Fueron extraordiarias las últimas temporadas del Sevilla (esta última algo más floja), todavía con Alves y con Kanouté en sus momentos sublimes, y lo están siendo las últimos años de la Selección Española. Ese fútbol siempre me gustará y me merecerá la pena dedicarle mi tiempo de ocio.


Todo muy absurdo. Veinte señores persiguiendo y dándole patadas a una pelota.... dos que se pasan parados casi todo el rato, y tres de negro...Como decía Jose María García, "sobre el árbitro, división de opiniones: unos se acordaron de su madre y otros de su padre".

En cualquier caso, el fútbol es algo más que un mero deporte, no se bien qué, pero tiene mucho de la humanidad dentro. Como decía el famoso existencialista:

"Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol". (Albert Camus)

Suerte mañana.


Etiquetas: , ,


Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos