viernes, 14 de enero de 2011

  Aurorita
Empiezo pidiendo disculpas, por que este post tenía previsto un contenido muy distinto al que va a tratar, pero desgraciadamente tras una triste noticia recibida no voy a poder terminarlo y voy a tener que cambiar de tema por que no puedo escribir de otra cosa ahora mismo que no sea de nuestra amiga Aurora, por que escribiendo nos ha llegado la muy mala noticia de su fallecimiento.

El fallecimiento de un ser muy querido, que cuidó a mi mujer y a su familia en general durante más de 42 años. Una persona excepcional en bondad y en virtudes.

Como anécdota de la voluntad y de la responsabilidad respecto a su importantísima misión encargada en su vida (cuidar de cinco niñas) comento que Aurora no tenía estudios, no sabía prácticamente ni leer ni escribir, pero tomó las lecciones a las cinco hermanas durante la mayor parte de sus estudios (carreras universitarias incluidas), y las corregía si era necesario y procedía.

Seguramente muy pocas personas habrá querido ni querrán a estas cinco hermanas como ella. Era una más de la familia. Y cuando se jubiló siguió muy cercana a la familia, intentando ayudar si era necesario en lo que fuera. En esta casa se sentía como en la suya.

Una pena que los últimos años de su vida la pasara agobiada por que la normativa urbanística le obligaba a realizar unas reformas en su vivienda de un coste elevadísimo que a pesar de haber sido una persona muy ahorradora le suponía mucho asumir. Ella no había querido dejar su casa hace unos años, cuando en el boom urbanístico recibió atractivas ofertas por la misma. No quiso dejar el hogar que había sido de sus padres, y con ella los recuerdos y el cariño, que mandaban siempre en su corazón.

Nuestra familia en cuando conoció estás circunstancias se prestó a ayudarla, pero la realidad es que desgraciadamente se ha muerto con esta preocupación. Las empresas y las administraciones no tienen desgraciadamente corazón, por que cerca de Aurorita, está claro que si lo tuvieran se les habría ablandado.

Se muere además por parece que una cierta dejadez (no digamos negligencia que tiene ciertas connotaciones) hospitalaria. Bueno, también está claro que los médicos y ATS no la conocían como es lógico, por que si no habrían estado toda la noche pendientes de ella, revisando que el tratamiento la ayudaba en vez de perjuicarla. Pero bueno, la medicina no es una ciencia exacta ni los medios hospitalarios son siempre los óptimos.

Nos deja una mujer de excepcional bondad. Nunca salía nada de sus labios que no fuera cariño. Lo único que nos consuela en este momento es tener la certeza de que si algún alma puebla el famoso Cielo esa es Aurorita. Descansa, o no descanses si no quieres que no te gustaba nunca estar quieta, en paz,..., aquí todos tus niños y niñas te recordarán siempre.

Etiquetas: ,


Comentarios:
lo siento Sr. Esteban
 
Muchísimo ánimo para todos (especialmente para Maca)

Un abrazo enorme
 
Gracias, y disculpad de nuevo el post, pero como compredereia no podía escribir de otra cosa
 
Lo siento macho, nosotros vivimos lo mismo hace unos años y es de las cosas más tristes de la vida... abrazo grande
 
Gracias Fernando
 
Un abrazo para todos.
 
Ánimo Esteban&Maca
 
Lo siento mucho, un abrazo fuerte para todos y animo
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos