martes, 18 de enero de 2011

  Marcas que me marcaron
Foto: el día de mi boda ;-)

Es curioso el tema de las marcas.

No me voy a poner a hablar sobre las teorías del branding, de lo que por cierto no tengo ni idea, aunque de estas cosas uno suele tener más idea de lo que se cree. Pero por lo que leo en la Wikipedia, el Gurú del márketing Tom Peters dice en su nuevo libro, de título muy currado, "El meollo del Branding", que La marca es lo que nos define y que ésta es mucho más que el marketing o los logotipos. Tiene que ver con la pasión, con la historia que queramos contar, con la causa que motiva nuestra empresa. Las historias y experiencias serán más importantes en el futuro que los productos, porque la capacidad de transmitir emoción es lo más importante en un mundo controlado por la tecnología.

Tom Peters tiene más razón que un santo, por eso es gurú. Algunas marcas crean una aspiración tal, que pueden mover o hipnotizar voluntades. Recordemos las colas
esperando los primeros iphone cinco días antes de su lanzamiento, o más próximos a nosotros familias que se han visto asfixiadas económicamente por que papi se ha encaprichado de un BMW (¿te gusta conducir.... a tu familia hacia el abismo?).

Yo también soy de vez en cuando un "brand victim", y lo he sido en bastante mayor medida en otras etapas de mi vida.


Intentando recordar cual fue la primera marca en la que me fijé y que desee... recuerdo el Scalextric, y quizás antes el Autocross, juguetes que nunca legué a tener.

Después el Spectrum y el Amstrad... los reyes me trajeron el Commodore.

Llegando a la adolescencia, recuerdo en una estantería del Corte Inglés unas increíbles zapatillas Kelme para correr. Tenían las suelas ya acolchadas, de esas que a las dos semanas se deformaban y te hacían los piés zambos. Y detrás un estupendo equipo de ciclismo que reforzaba mi ilusión/obsesión por las mismas. El genial Villacampa también promocionaba la marca.

En la adolescencia sin duda los vaqueros Levi´s; las zapatillas Nike promocionadas por Jordan o en su defecto
Reebok; los polos Burberry´s y Lacostte. Con esa edad lo de la marca no es un capricho...es pura supervivencia. Como no fueras medio "enmarcado" pensabas que estabas abocado a la exclusión social, podías caer en las impías manos y puños de los guais malosos, y a la vez quedarías apartado de por vida de los brazos y senos de las chicas monas del colegio.

Luego llegó todo lo surfero. Los márgenes con los que funcionan las grandes firmas deportivas gracias a la notoriedad de sus marcas son excepcionales: Quicksilver, O´neill, Billabong o Rip Curl, que vendían (y venden) camisetas y sudaderas de algodón a precios de material de la Nasa.

Con los treinta y el trabajo uno traslada los caprichos a otros entornos: llegó Nokia con la telefonía móvil, llegó el ipod, el macbook y luego el iphone y Polo RL o Gant para los polos.

Hay otras marcas menos ortodoxas que también me marcan: las gambas blancas de Huelva con una cervecita Cruzcampo bien fría; la presa ibérica de Jabugo; NYC (el otro día me dí cuenta como entraba en una tienda animado entre otras cosas por un "Desing in Chesea NYC"; el retinto en su punto; las fabes; el Brugal con cola y ahora Matin Millers con tónica.

Y algunas aspiracionales ante las cuales considero que ya estoy capacitado para contenerme: Mercedes, Bar Rafaeli o Harley Davidson.

La verdad es que me doy cuenta de que me ha costado traer un numero elevado de marcas que me hayan marcado, no deberé ser tan superficial..igual hasta tengo algo de vida espiritual.

Etiquetas: , ,


Comentarios:
"familias que se han visto asfixiadas económicamente por que papi se ha encaprichado de un BMW (¿te gusta conducir.... a tu familia hacia el abismo?)"

Genial!!! jajaja

Buen post Morito, te has adelantado y nos has quitado fuelle ya que algunas marcas de las que cuentas son comunes a todos...
 
Gracias Wilson. Va ser gracioso ver como coincidimos muchos en este tema... Somos unas pobres víctimas del marketing
 
jaja, Morito tenemos cosas comunes en la infancia,jaja, El autocross turbo y el scalextric tambien fueron 2 objetos de deseo en mi infancia y que jamás tuve. A mi familia no se lo perdonaré, desde esos momentos vivo marcado.
 
ufff el autocross que clásico!!! vaya partidacas... tanta wii y tanta leche...
 
grande el autocross.
gran post. me ha encantado.
hasta el video pega
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos