martes, 22 de febrero de 2011

  Educación Espartana

Antes de empezar a leer este post, por favor pulsa el vídeo y deja las imágenes y la música de fondo. Así nos vamos asegurando que merezcan algo la pena estos dos minutos, aunque mis cinco párrafos no se merezcan otro destino que la papelera de reciclaje.


Nada más al nacer, el niño espartano era examinado por una comisión de ancianos en el Pórtico, para determinar si era sano y bien formado. En caso contrario se le consideraba una boca inútil y una carga para la ciudad. En consecuencia, se le conducía al Apótetas, lugar de abandono, al pie del monte Taigeto, donde se le arrojaba a un barranco.

A los siete años o los cinco, se arrancaba a los niños de su entorno familiar y pasaban a vivir en grupo, bajo el control de un magistrado especial, en condiciones paramilitares. A partir de entonces, y hasta los veinte años, la educación se caracterizaba por su extrema dureza, encaminada a crear soldados obedientes, eficaces y apegados al bien de la ciudad, más que a su propio bienestar o a su gloria personal (Wikipedia – Educación Espartana)

Nosotros nos hemos educado en un modelo bien distinto: el modelo educativo del “ajó” que parte en el momento del alumbramiento y llega hasta los 23 años, con bibi y chupete hasta que los huevos no se ven de negros.

Los padres reciben curso de preparación antiespartano al parto, que nos abre el camino al resort. Hemos crecido entre los algodones del sistema educativo cada vez menos exigente. Luego hemos sacralizado la juventud, a la que todo se le permite, a la que nadie puede soplarle. Después acunados en el estado de bienestar. En una legislación que nos brinda derecho y pocas obligaciones y penas. Hemos adorado las luces cortas. Y el pelotazo.

Pero siempre llega el momento del hachazo ateniense, y el primer cosqui ya nos deja hundidos, sin capacidad de respuesta. Nadie nos enseñó a estar preparados ante la adversidad, a saber cosernos las heridas con nuestra propia mano, como lo hacía el gran John Rambo. Nadie nos preparó para aguantar las leches de pié, como Jake LaMotta contra Sugar Ray, y a pedir otra más después de recibir la primera, con la certeza de que esa segunda tampoco nos tumbaría. Nadie nos explicó que la juventud es un soplo y que antes de que te des cuenta vas a pasear cada día por el precipicio de Apótetas, y con los ojos tapados. Nadie nos dijo que lo de nuestros derechos, incluso los constitucionales, eran mentira, y que la realidad es que ninguna ley te asegura una vivienda digna...ni tampoco un trabajo.

Ahora vienen época de mandobles a porrillo, y estamos noqueados. Pero no intentamos levantarnos. Mejor vivamos otra vida, una vida ficticia, artificial, onanista.…, y así creamos la sociedad más drogata de occidente, una sociedad somnoliente por los opiáceos, que no se mueve ni aunque el agua le llegue al cuello y tan egoista que tampoco se va a mover ni si ve a su hermano ya ahogandose.

No recibimos el cursillo de supervivencia en la batalla, ni podemos comernos un burro podrido si hace falta. Mejor con el primer cosqui, nos tiramos al suelo, echamos a llorar y pedimos al árbitro que ni se moleste en contar hasta diez para declarar el KO.

Etiquetas: ,


lunes, 14 de febrero de 2011

  Cinco cosas (confesables) que querría hacer antes de morir
Entramos en una fase de temas propuestos por mis amigos del Reto de gran trascendencia y metafísica. Y el primero de los temas existencialistas: Cinco (por el culo te la hinco) cosas que quiero hacer antes de morir, y a lo que añadiría: que pueda confensar en un blog que puede leer todo el mundo, Sinde mediante.

No soy persona con grandes ambiciones. En general me gusta mi día a día, soy consciente de mi privilegiada vida e intento aprovecharla en un nivel razonable. No obstante me lanzo con mis deseos:

- Montar en globo (que no es lo mismo que montarme a un globo, cosa que ya he hecho y que no deseo repetir,... si es posible): la verdad es que no me apetece en absoluto montar en globo, pero es una de esas respuestas típicas que diría si estuviera participando en un concurso de mises. Otra respuesta muy socorrida en este tipo de certámenes respecto de lo que querría hacer a lo largo de mi vida sería conocer al papa Juan Carlos Primero.

Bueno, vamos a ponernos serios. Me proyecto al momento de mi muerte..., soy un anciano de 98 años,.... y la verdad es que me conservo de puta madre. De hecho acabo de echar un kiki (a esas edades se echan kikis y no polvos). Y por fin voy correr mi primera marathon.

- Lo más importante para mi ha sido ver a mis hijos crecer sanos, alegres, fuertes y felices, haber visto que se han desenvuelto bien en la vida, y que han heredado todas las virtudes de su madre y pocos defectos de su padre, y haber estado acompañado de mi mujer hasta este preciso momento.

- Visité los lugares que anhelaba en mi juventud: pasé buenas temporadas en NYC, en Francia, en UK y en Canadá. Conocí Honk Kong, Seul, Berlín. Recorrí La Patagonia y visité Iguazú, hice un par de safaris, y las islas más paradisiacas. Y me comí un bogavante del tamaño de un perro en Galicia.

- Ayudé en lo que pude. A los que menos tenían; a mis familiares y amigos cuando más me necesitaban; al planeta para que se conservara un poco mejor.

- Compuse algo de música, piezas que realmente me emocionaron a mi y que también gustaron a otros muchos. De echo conseguí cierto éxito, y participé en algunos conciertos. Lo dejé cuando me empezó a aburrir.

- Compartí muchos minutos con mis amigos. Cervecitas con mis amigos de Roche en Super Paco; buenas tapas con mis amigos de Sevilla y 25 kedadas retoblogueras con los más de 70.000 concursantes que pasaron por Retoblogger,...., eso si, ninguna como aquella kedada del 2011 en Cabañeros.

Etiquetas: ,


domingo, 13 de febrero de 2011

  El comercio de toda la vida

Me gusto mucho el post de mi compañero de reto blogger Sr Macwire, sobre los mercadillo, y a partir de ello me he animado a escribir sobre algo que suelo discutir bastante con mis amigos, y son sobre nuestros estúpidos prejuicios sobre algunos comercios, los de toda la vida, y la necesidad que veo en cambiar esto, sobre todo en unos momentos como los actuales.

Si cuando terminé la carrera de Económicas hubiera comentado a mi madre el iniciar un comercio me habría respondido “para eso te has pasado cinco años estudiado una carrera”. Seguramente me habría respondido en el sentido contrario si le hubiera propuesto prepararme unas oposiciones, para desempeñar trabajos en los que seguramente poco o nada iba a aplicar las teorías (bastante estúpidas en su mayoría) aprendidas.

Como ya apuntaba en mi anterior post, el empredimiento es una de las grandes asignaturas pendientes en nuestra cultura española, en la que la élite social puede ser el presidente de un equipo de futbol, el hermano mayor de la cofradía, o el señorito cortijero, por encima del empresario de éxito. Pero no me refiero sólo al gran empresario, o al emprendedor que consigue un pelotazo tremendo, que eso si nos gusta por aquí, hoy me refiero al concepto en general de empresario que incluye al autónomo, al comerciante, o al tendero que día a día luchan con esfuerzo contra todas las inclemencias posibles por ganar por si mismos un sueldo digno y quizás también crear algún trabajo adicional. El pequeño comerciante tradicional tiene que pasar también a nuestro estrellato social.

Tengo una amiga que estudió económicas, estudió varios idiomas a un alto nivel y antes de los 30 fue gerente de un gran centro de una importante empresa. Era la gran envidia de los que acabábamos de terminar la carrera. Pero al cabo de unos años hubo un cambio en la propiedad de la misma, y en una de esas inexplicables estrategias que suelen suceder cuando cambia la alt dirección o la propiedad, se optó por un cambio radical en las gerencias de los centros, en vez de dedicar algún esfuerzo por reciclar a los gerentes, y de la noche a la mañana y en plena crisis mi amiga se queda en el paro. Su familia ostentaba un comercio de barrio, una pescadería, un negocio próspero, pero que está en los mínimos de la cotización de nuestra escala social. En ese momento ella optó por seguir trabajando y buscar algunos empleos, pero la crisis ya estaba encima y nada, estos trabajos iban cayendo, así que en cierta forma se vio forzada a comenzar a trabajar al negocio familiar. No conozco bien sus sentimientos al respecto, pero seguramente a mi me hubiese resultado algo muy difícil, el pasar de un estatus al otro: de gerente de un gran centro a pescadera.

Comentamos en más de alguna ocasión este caso, con todo el cariño que la tenemos, como un caso de poca fortuna laboral. Pero la puñetera realidad es que ahora es dueña de su tiempo, gana más, trabaja algo menos, y genera empleo para otras 4 personas. Si en vez de una pescadería fuera una tienda de muebles de diseño, o de delicatessen la consideración habría sido muy distinta, aunque fueran negocios ruinosos. El pescado tiene poco glamour, y los hijos de los pescaderos, los carniceros y los fruteros, no quieren heredar el negocio que les da de comer, ni que les ha facilitado los estudios por que no mola: no mola por que no te haces rico, no mola por que la pescadería huele mal, y el papa de Bea, que es un promotor con un pedazo de BMW mola más que mi papá que se pasa todo el día rodeado de sardinas, y va en furgoneta. Mola más estudiar Bellas Artes, hacer el hippie unos años, y después….opositar a alguna plaza de auxiliar administrativo, o montar un negocio algo más fashion, como un restaurante de diseño o un bar de copas, con el que seguro se da el pelotazo padre.

Y así nos va, así nos luce el pelo, no sólo nuestra gran empresa que es un desastre, si no que nuestro comercio va aún peor destruyendo 90.000 empleos en el 2009, con cierres masivos todos los años, por que está mal enfocado, y por que en demasiadas ocasiones se levantan con una ambición que quizás deba venir con el tiempo y la experiencia y no desde los orígenes. Y en paralelo vemos como proliferan los comercios de los chinos, que tan de moda están en esta edición del retoblogger (ver este post o este otro) que están encargándose de ese comercio de barrio y ya en muchos barrios ostentan las tienda de ultramarinos, las fruterías, las tiendas de ropa e incluso las peluquerías. Claro, no son trabajos sencillos, requieren muchas horas. Si, quizás con horarios ilegales, que obviamente no justifico, pero que como vemos son los adaptados a la nueva sociedad y a las nuevas necesidades. Y la recompensa quizás sea modesta, normalmente poco más que un sueldo, y el Cayenne quizás tenga que esperar unos años. Pero la realidad es que cada vez alcanzan más subsectores y además esto genera un efecto adicional en los productores (pues en un 20 % estos bazares tienen proveedores chinos, y entiendo que las tiendas de moda esto se acercará al 100%).

La realidad es que los españoles no queremos ocuparnos de estos nichos, y en épocas de bonanza puede tener su explicación, pero en tiempos de altísimo paro no entiendo como esto no se convierte en una opción más recurrida y como no hay más planes enfocados en este sentido. Y no puedo pensar en otra cosa que en los prejuicios culturales por un lado y en los pocos apoyos que nuestra sociedad da para generar estos empresarios: ni en la base con la educación ni la formación, ni en su desarrollo, con una fuerte discriminación a nivel de prestaciones sociales, de ayudas para su desarrollo, y en estos últimos años de acceso a la financiación.

Me parece, que sin otras opciones para generar empleo a corto y medio plazo, debe haber también reformas que fomenten de forma decidida y contundente el autoempleo y el comercio, de forma asesorada, que eviten al máximo los posibles errores. Y estas deben ir algo más allá de una reducción de las cotizaciones o del incremento de las cantidades que se reciben en concepto de pago único en el supuesto de establecerse por cuenta propia (que es importante). Deben ir en que todo parado conozca perfectamente las opciones que tiene de autoempleo, que sepa como implantar un comercio y cuales son los factores fundamentales del éxito y del fracaso. Y por otro lado también cambiemos nosotros nuestros prejuicios, y llevemos a estos comerciantes a ese lugar que se merecen.


Etiquetas: ,


sábado, 5 de febrero de 2011

  Mis cinco recetas preferidas

Tiene tela el siguiente temita del Reto Blogger: una receta de cocina. Si dejamos más espacio a la creatividad de algunos de mis rivales respecto a la elección de temas, me veo que en el siguiente post tengo que escribir sobre el punto de cruz.

... y ahora toca decir algo ocurrente de este tipo... almejas a la salsa de nabo: tabla de picar; una buena almeja; un nabo; 1/4 oscuro... se cuece el nabo se añade las almejas y se menea en la sartén hasta que el nabo quede reducido y la almeja esté en su salsa.

Bueno, la realidad es que casi no cocino, por que no suelo comer en casa. Antes los fines de semana solía hacer algo, nada especialmente original, alguna receta que pillaba de Internet especialmente de guisos. Me gustaba ir el sábado al mercado y hacer un marmitaco de bonito, o un cocido, pero poco a poco y sobre todo cuando nacieron mis hijos, dejé esta pequeña afición de sábado por la mañana, que la verdad sea dicha dejó algún buen rato, pero sin la mayor transcendencia gastronómica, y traerla por aquí a penas sería otra cosa que un corta y pega.

Me retiré de las sartenes y perolas cuando más o menos comenzaron a ser necesarias otro tipo de recetas... de las que voy a hablar ahora.

Recetas culinarias de Morito para salvar España y para que vuelva a ser grande e imperiosa, y volver a optar al Punto G-8:

1ª Receta: Presidente al ajillo

Hace falta un ZP, rehogado en abundante aceite hirviendo, con ajitos. Se puede añadir wisky, según el gusto.

Aquí podría decir eso del ZP váyase, y seguramente ganaría al menos un voto para mi casillero del Reto, pero sinceramente creo que después de todo el mal que nos ha hecho este presidente hoy puede ser el que mejor nos pueda sacar del embrollo en el que nos metió. Sin nada que perder, y tras varias conferencias telefónicas internacionales contrarembolso urgentes de los principales dirigentes mundiales, que más que explicar (pa qué si no se iba a enterar) han trasladado directamente las medidas necesarias a ejecutar urgentemente en nuestro país para ganar credibilidad de los mercados, ZP parece por fin decidido a desdecirse en todo: en sus principios y en sus palabras, y avanza en el camino de rebajar las pensiones futuras, de facilitar el despido, de alargar la vida de las centrales nucleares, de cargarse las cajas de ahorro. Tengo claro que ni el partido de la oposición ni un Rubalcaba recién llegado podrían haber afrontado estos cambios si hubieran ocupado el gobierno en estos momento. Y es que ZP se ha lanzado y en un mes ha hecho más cosas que las que había realizado en seis años de gobierno, eso sí, en octubre ¡largo! ..., ¿qué más le vamos a poder ver?,...., ¿desdemonizando al sector inmobiliario y reclamando beneficios para los ambiciosos capitalistas promotores inmobiliarios?

2ª Receta: Pirámide de ladrillos con chocolate

En un terreno rústico, a 50 kilómetros de la ciudad, se cocinan a fuego intenso un complejo urbanístico del 3000 viviendas, sin permisos ni licencias, todo al natural. Allí trabajan 100 albañiles, electricistas, soldadores, encofradores,.... Un delicioso postre que todos hemos saboreado, ¿por qué no repetir?

Enlazando con la receta anterior,..., reactivemos el mercado inmobiliario. Seamos conscientes: en España no volveremos a generar empleo neto hasta que volvamos a colocar los andamios. Nuestra aspiración a un nuevo modelo productivo suena a tan largo plazo (por no decir casi utópico) que no puedo entender como tantas generaciones de jóvenes y no jóvenes con escasa cualificación van a poder aguantar viviendo en tasas de "cuarenta y tantos" y "veintitantos" porcientos de paro. Por otro lado hay una importatísima demanda latente de viviendas, que podría cubrir la oferta si se ajustan los precios, e incluso puede propiciar una nueva construcción. Y si Europa comienza a recuperarse y somos capaces de hacerle un buen lifting a nuestra imagen en el exterior, seguro que pronto volvemos a ver guiris demandando un apartamento con vistas en nuestras costas. Que vuelvan las deducciones fiscales, las subvenciones y las hipotecas baratas.

3ª Receta: Políticos y altos cargos a la plancha

Esta es muy sencilla, se le quita al político los pellejitos, las tarjetas de crédito corporativas, y los móviles de empresa, y se les arroja a la plancha muy caliente.

Austeridad en la administración pública. Sin medidas dramáticas: cosas sencillas eliminando todo el gasto no contenido en el salario y dietas predefinidas, y así comenzamos a ahorrarnos en mariscadas belgas. Con esto seguro que ahorramos más que reduciendo 5% en los modestos sueldos de la mayoría de los funcionarios.

4ª Receta: Emprendedores y empresarios a las finas hierbas

Se va temprano al mercado y se pide en la pescadería un buen emprendedor, recién salido del mercado, se le pide al pescadero que lo limpié de espinas y se le añaden unas hierbas para que esté más sonriente.

Generemos cultura empresarial. El empresario de éxito (y ético) debe ser la máxima aspiración de nuestra sociedad. Sin embargo, aún está en nuestra sociedad española demonizado. Recuerdo como al principio de la crisis miembros de muy primera linea del gobierno hacían declaraciones en contra de estos, los imputaban como culpables, por que buscaban beneficios y los contraponían a la clase trabajadora...en pleno siglo XXI. Esto nos da una idea del tipo del bajísimo nivel del primer gobierno de ZP y de lo lejos que estábamos de crear una sociedad con cultura empresaria. Nuestros modelos aspiracionales son el señorito cortijero, el macarra de Gran Hermano y Belén Esteban. Creemos emprendimiento y hagamoslo "user friendly": una empresa se debe poder crear en Internet, tan fácil como se hace un pedido en Amazon.

5ª Receta: Rollitos de primavera rellenos de pollo

Cogemos a los chinos y los metemos en una masa y los enrollamos con verduras, de tal forma que no puedan salir de los mismos. Se sirve con salsa agridulce.

Estaba bien, cuando los países occidentales íbamos a China a producir más baratos nuestros productos -.. Pero los chinos han aprendido y ahora producen ellos y nos lo venden a nosotros...Y esto no mola... Trabajadores y cada vez más cualificados, se están llevando nuestro dinero en forma de importaciones. No hay solución para competir con ellos, más productivos, más baratos, y son 1300 Millones. Así que no veo otra que zamparnoslos ;-)

Etiquetas: ,


This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos