miércoles, 29 de febrero de 2012

  Despegamos?
Dicen los manuales de productividad que lo que más nos cuesta cuando comenzamos un nuevo proyecto es dar los primeros pasos. Arrancar, despegar, requiere de un importante esfuerzo de planificación previa, de estudio, de concentración. Quizás además dinero, destinar ahorros de muchos años o pedir a la familia que nos ayude en este sentido.

También es complicado una vez iniciado poner toda la fuerza para que el proyecto coja velocidad y se diferencie y destaque, y mantener la ilusión que alimente el proyecto lo mejore.  Y también lo es que cuando nos vayamos encontrando dificultades sepamos superarlas, así como seamos pacientes y constantes si el éxito se retrasa,  y seamos capaces de ir adaptándonos hasta que se consiga.

Ahora estoy escuchando bastante a un cantante de finales de los 60 y principios de los 70, Nick Drake. No se si conocéis su historia. En Wikipedia tenéis bastante información sobre ella, pero os la resumo. Nick Drake, un compositor obsesionado y perfeccionista, sufrió una gran decepción tras el lanzamiento de sus tres primeros discos. Esto le sumió en una tremenda depresión, y enfermedad, que le llevaron a la muerte (seguramente por suicidio, aunque no está claro). Al cabo de unos 30 años de su muerte una de sus canciones se incorporó a un anuncio de Wolsvagen, y en pocas semanas se vendieron más discos del autor que en los treinta años precedentes. Estos tres discos están incluidos hoy en la lista de los 500 mejores discos de la historia del Rock por la revista Rolling Stone.

No siempre estamos preparados para afrontar un reto con las garantías suficientes para alimentar nuestros proyectos con todos los ingredientes necesarios. Cuando un reto se afronta en el contexto adecuado no hay excusas: sacamos fuerzas y tiempo de donde sea. Pero si no estamos en esta situación todo se vuelven excusas. Me pasé el verano del 2007, con dos niños recién nacidos, encerrado en un cuarto, para lanzar mi blog Mundohipoteca. Con apenas un par de horas de sueño al día, trabajé duro, aprendí bastante. El blog hoy recibe más de 2000 visitas al día. Además recibí bastante apoyo por parte de mi malherida esposa, y de mi amigo Fernando, que siempre encontraba tiempo desde su veraneo madrileño.

Ahora inicio un nuevo proyecto, que a la vez es mi apuesta para este Reto. Se trata de montar un nuevo blog: Viajes con Niños. Quería que fuera un proyecto de la mano del cual mejorara la calidad del poco tiempo que dedico a mi familia, que me obligara a preocuparme y estudiar opciones de ocio con los niños, que luego pudiera desarrollar en la vida real. Pero además quiero que este blog tenga visitas, y en mi apuesta está que algún día antes de final de año debiera alcanzar las 700 visitas.

Afronto este reto junto con otros. Mi trabajo actual, al que creo que merece la pena que no le escatime en esfuerzos, formación adicional, ganas de avanzar en mis idiomas, y otro montón de propósitos que son comunes y muy familiares para cualquiera.

¿Estarán mis astros interiores alineados para que Viajes con Niños despegue? Sólo el fantasma de Nick lo sabe.




This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos