martes, 31 de julio de 2012

  Viaje de Ecuador
- ¡Buenos días Papá, felicidades!
- Gracias cariño! respondo a mis hijos en la mañana del 28 de julio del 2012. 


Acabo de cumplir los 40 años. Según dice mi madre, nací por la mañana. Al acudir a primera hora a un entierro, este mismo día 40 años before, sintió contracciones, y al poco tiempo estaba dando a luz en el hospital de la Cruz Roja de Sevilla.. Si me adelanto un poco más casi que caigo directamente en la fosa preparada para el fallecido en el cementerio..¡qué tétrico!... me imagino devuelto al exterior de la fosa por un zombie, generando el pánico en los asistentes y el caos en el cementerio, eso si, no me imagino un cielo tormentoso  de fondo para esta imagen en la ciudad de Sevilla en esas fechas.


Si no en el mismísimo ecuador, al menos me encuentro en la zona ecuatorial de la vida según las estadísticas utilizadas en los cálculos actuariales de las compañías aseguradoras. 


Ya fuera de tiempo para ser un deportista de élite, casi imposible para ser un afamado compositor de rock, algunos de mis grandes sueños de la pubertad (tampoco creo que conquiste a Michelle Pfeiffer).


- Papá, ¿tu por qué no eres nada? me preguntaban justo ese día mis hijos.
- ¿Cómo? respondía algo confuso.
- Si papá, por que no eres futbolista, ni famoso, ni payaso (aclaro que payaso en la escala de mis hijos como veis está en la cima de la élite, aún tienen algunas cosas por aprender). 
- Yo si soy algo, yo trabajo... - les intento explicar con poco convencimiento por ninguna de las partes.


Ya no puedo ser futbolista de élite. Si podría ser payaso (más de uno pensará incluso que esto ya lo he conseguido), pero dudo más que lograra hacer reir ni al público infantil menos exigente. Así que me costará ser un héroe ante la mirada de mis hijos, a no ser de que me lo curre bastante. Yo he sido bastante exigente con mis progenitores, y la verdad es que no me veo con ninguna ventaja competitiva de partida. Además tendré que aprender golpear bien con los diferentes palos por que los terrenos no son siempre homogéneos, y sobre todo golpear mucho y no quedarme en el cursillo de aprendizaje... Marcar bien la estrategia y luego ejecutar bien la táctica. Y tener preparado un plan de contingencia, y a pesar de ello, no hay nada que nos deje inmune ante los caprichos de Némesis. 


Este es mi nuevo viaje de ecuador, ese viaje que se hacía a la mitad de la carrera universitaria en el que el destino era lo de menos, y nuestro principal objetivo era aprovechar el contexto para ligarnos a la chica de nuestros ojos de la clase (o al menos a alguna chica). 



Etiquetas:


Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]

Suscríbete a Morito con tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Suscribete con tu agregador

Archivos